Siempre a tu lado, Hachiko

El 6 de Noviembre de 2009 se estrenaba esta película dramática basada en la película japonesa «Hachikō Monogatari«, que a su vez está basada en una historia real. Esta obra cuenta con la dirección de Lasse HallströmQuerido John» o «El cascanueces y los cuatro reinos«), y se encuentran como actores Richard GerePretty Woman» o «Oficial y caballero«), Joan AllenMás allá del odio» o «El diario de Noa«) y Sarah Roemer Asylum«), entre otros.

Dudo mucho que haya todavía personas que no hayan oído hablar de esta película, pero por si acaso, ahí va un pequeño resumen:

Parker Wilson se encuentra con un cachorro en la estación de tren, así que decide llevárselo a casa hasta que encuentren a su dueño. Con el paso del tiempo, Parker se hace inseparable del perro y este de el, creando una amistad de lealtad de lo más pura.

Reconozco que nunca había visto esta película (sé que tiene sus años y que es super famosa, pero no se, nunca me había llamado especialmente la atención, pero como yo cumplo ordenes, me han dicho que hiciera la reseña, y aquí estoy), así que vi que la película era corta (más corta de lo que me esperaba, pero mucho más. La película dura una hora y media), así que pensé en darle una oportunidad. Y menos mal que lo hice.

Vayamos por una parte con lo que me ha gustado:

Para empezar, como dije antes, la duración. A mí, lo principal que me tiraba para atrás era porque pensaba que sería la típica película dramática de dos horas y cuarenta minutos, pero es muy corta (quizá demasiado) y se pasa volando. Punto más que positivo, porque lo bueno si breve, dos veces bueno.

En segundo lugar, que yo creo que es lo que más me ha impactado de la obra, es que sea basada en hechos reales. Que sí, que todos sabemos que cuando una película dice eso, no tiene ni un uno por ciento de ser real, pero por lo que he leído y me he informado, han añadido super poco a la historia original.

Tercero (y esto ya es algo superficial), es que el perro es muy adorable, es que dan ganas de achucharlo y no soltarle en la vida. Sobre todo en las escenas en las que estaba solo y se ponía a llorar, es que me rompía el corazón.

Cuarto (y esto no es que yo os haga spoiler, ni que vaya a pasar en la película), pero es que al verlos juntos, no podía evitar acordarme del vídeo viral que circulaba por Internet hace un montón de años en el que un perro lloraba encima de la tumba del que fue su dueño, y es pensarlo y se me encoge el corazón. Repito: Esto son recuerdos míos, no es que pase en la película.

Ahora vayamos con lo que NO me ha gustado, aunque son pocas cosas:

Hay algunas escenas (que aunque la historia se desarrolle de una muy buena manera y esas escenas no dejan de ser preciosas o dolorosas), sí que he llegado a verlas repetitivas en algunas ocasiones. No por que me cansarán ni nada de eso, si no que eran escenas exactamente iguales que las que ya había visto hace unos minutos. Pero claro, ahora que lo escribo me pongo a pensar y quizás los directores querían transmitir esa sensación de repetición. Bueno, no sé, vosotros me entendéis.

Y, para terminar, la escena en la que «liberan» a Hachiko. A ver como digo esto sin hacer spoiler… Yo puedo entender que te «moleste», por así decirlo, ir a recoger a un perro a la estación, pero que le digas que se vaya y lo dejes al intemperie así, de forma gratuita y que además me lo pongas como que has hecho algo precioso, como que no me gusta un pelo.

Y ahora, vayamos con algunos datos curiosos:

  • Hay una estatua de Hachiko justo donde él esperaba a que su dueño llegara. Esta en la estación de Shibuya, aunque hay otra junto con su dueño en la Universidad de Tokio.
  • El 8 de Marzo se conmemora a Hachiko frente a la estación.
  • Hachiko fue interpretado por tres perros diferentes, uno en cada fase que tuvo a lo largo de la película.
  • Hachiko murió a causa de un cáncer terminal, sumándole una filariosis (conocida como «la enfermedad del gusano en el corazón) a causa de un parásito.
  • La película en la que se basó esta entrega fue la más vista en los cines de Japón ese año.
  • La raza de perro de Hachiko se llama Akita.
  • Hachiko esperó a su dueño todos los días en la estación durante nueve años.

PERSONAJE FAVORITO: HACHIKO

De normal, intento no poner a los personajes principales, pero era imposible no ponerle. Es de lo más bueno, leal y adorable que me he encontrado en mucho tiempo. Te roba el corazón poco a poco, casi sin darte cuenta y, seamos sinceros, cuando un animal sale en la pantalla, todos nos quedamos mirándolos embobados.

Puntuación: 4.5 out of 5 stars (4,5 / 5)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *