Cambio de princesa

El 16 de Noviembre de 2018 se estrenaba en la plataforma Netflix esta película navideña dirigida por Michael RohlTelarañas de sueños» o «Miss Christmas«) y protagonizada por Vanessa HudsonHigh School Musical«, «Caza al asesino» o «Thirteen«), Sam PalladioRunner runner«) o Suanne BraunThe big time«), entre otros.

Fuente: www.lavanguardia.com

Sinopsis:

Una vez hablado de los actores que forman esta película, toca hablar de la trama principal:

Stacey va a concursar en un concurso de cocina cuando conoce a una futura princesa. Al ver que son idénticas, la futura reina le pide a Sracey que se cambien las vidas para poder ver más de cerca al pueblo al que gobernará mientras esta última tendrá que hacerse pasar por ella en palacio.

Muy bien, antes de deciros que me ha parecido esta película, vamos a hablar de como conocí esta película y primeras impresiones. Estaba yo buscando las películas de «High School Musical» cuando iba a subir las reseñas de esta saga en la página web (que, por cierto, ya las tenéis), y de pronto me salió esta obra por Vanessa Hudgens y dije: «Uy, me la tengo que ver«.

Y, decidí hacer la reseña de esta película sin ver el tráiler aprovechando que este mes estoy subiendo un maratón de películas navideñas.

Fuente: www.espinof.com

Cosas malas:

Os voy adelantando que ha sido una decepción demasiado grande. Así que, os voy a contar las cosas malas que he visto en esta película, dejando LA buena para el final, que así acabo antes:

La historia. La historia es aburrida, pretenciosa, que avanza mal y lenta. Es como una de esas películas que pone Antena3 a la hora de la tarde. Pero yo os digo que he visto películas en Antena3 que son mejores que esta entrega, de corazón os lo digo. No os miento que ha sido la primera vez que me he planteado quitar la película y buscar otra para hacer la reseña.

Poca originalidad. Ya no os digo que la película sea una copia de la historia de «Tu a Londres y yo a California«, que también. Toda la obra está llena de tópicos y clichés que no hacen ningún bien al conjunto de la película, que ya de por si es mala de narices.

Ñoñacidad. Está claro que si es una película navideña, tiene que ser bonita y ambientada en el amor, la familia y todo lo que tu quieras, pero otra cosa es que me hagas una película cursi, sin sentido, donde no hay ningún drama, sin ninguna emoción. Es una entrega que quiere la lagrima fácil. Y sí, reconozco que he llorado, pero del sueño que me ha entrado a lo largo de la hora y media que dura. Menos mal que tenía el mando para darle marcha atrás, porque de los bostezos que estaba pegando, había cosas sin importancias y sin sentido que no me había enterado.

Mala inversión. Tío, esto es una de las cosas que más me ha cabreado de toda la película. Vas a hacer una película donde una persona va a hacer de ella y de su gemela. Por lo menos ten a alguien que se le parezca cuando le haga la réplica, porque era «un cantéo» enorme.

Y, no se vosotros, pero yo cuando veo una película de este estilo, me fijo en la persona que está «quitando la cara a la cámara» para ver si también han doblado a la actriz de espaldas, pero es que aquí no he tenido que hacer mucho esfuerzo para ver que no solo no es Vanessa Hudgens, si no que no se le parece ni en el color del pelo. Vamos a ver, que eres Netflix, que será por dinero. ¿No tenéis dinero para hacer las cosas bien? Sinceramente, no estoy pagando 16 euros al mes para esto.

Espera, que todavía hay más:

Mala ambientación y poco creíble. Vamos a ver, no quiero haceros spoiler así que, si no queréis, no leáis esto: ¿A quién se le ocurrió este guión sin sentido? Os pongo unos ejemplos.

Primero: Ahora resulta que el protocolo que tiene una princesa, que se aprende desde el nacimiento de la princesa, ahora se puede aprender en un rato por la noche, en menos de una hora. Segundo: Por lo visto en esa zona del mundo, las princesas y los príncipes van sin escolta por la calle (no te estoy diciendo que te sigan escoltas para avisarte de que hay un escalón y casi te caigas, eso no), pero que esté la princesa sola, pues no me cuadra. Tercero: Que de pronto dos chicas descubran que se parecen. Vamos a ver, si es una futura reina, ¿como no te van a confundir en ningún momento de tu vida?.

Y si tu me dices a mí que es porque su reino es pequeño, estamos hablado de fallos en la trama, porque por lo visto su matrimonio con el príncipe era política pura y dura para unir los reinos, y el reino del príncipe era grande. ¿Para que unirlo con uno pequeño?. Y cuarto: Ahora resulta que ser princesa es compatible con tener una pastelería, ¿qué no? Pues no se, por lo visto en el mundo de esta película sí.

La superficialidad. La película nos manda un mensaje precioso. Dos relaciones machistas donde los hombres no se dan cuenta de que sus respectivas mujeres, a las que supuestamente aman, se han cambiado y ya no son las mismas. Pero esto no acaba ahí. Cuando se dan cuenta de que se han cambiado, tampoco es que les importe mucho. Es más, hay uno que decía que estaba enamorado de una, de que descubre que se ha cambiado por la otra y que le quiere, es como «Bueno, me sirves«. Flipando.

Fuente: www.espinof.com

Cosa buena:

Y, por fin, y después de decir lo más malo de toda la película, toca hablar de las cosas buenas. Bueno, LA cosa buena:

Está bien iluminada. Ya está, os diría que es lo único bueno que tiene está película, que al menos las luces y los paisajes son bonitos y con una luz muy natural y coqueta. Pero ya está, tampoco es una cosa loca.

Fuente: www.sensacine.com

Curiosidades:

Y, ahora, os voy a contar no solo las curiosidades de la película, por si hay alguno que tenga mucho tiempo libre y que quiera darle una oportunidad a la obra:

  • No es la primera vez que Vanessa Hudgens se enamora en Navidad, ya que también lo hizo de Troy Bolton en «High School Musical«.
  • En la misma película se hace publicidad de la plataforma Netflix, así como de la película «Un príncipe de Navidad«
  • Sam Palladio y Vannesa Hudgens son tanto actores, como cantantes.
  • La canción de la cabecera de la pelicula es de Sam Palladio.
  • Se hace una referencia a «Tu a Londres y yo a California«, teniendo Stacey un saludo propio.
  • Nadie se acordó de borrar el tatuaje del meñique de Vanessa Hudgens, por lo que es una de las primeras princesas en tener un tatuaje a simple vista.

PERSONAJE FAVORITO: FRANK DE LUCA

Imaginaos lo poco que sale este hombre en la película que no he encontrado fotos de él, y si este es mi personaje favorito imaginaos como será de mala la película. Solo os digo que es mi personaje favorito porque estaba deseando fastidiar a todo el mundo, y en ese momento, eso es lo unico que yo quería, que mandara todo al carajo y todo se fuera al traste. Fin.

Puntuación: 1 out of 5 stars (1 / 5)