Tenemos que hablar de Kevin

El 21 de octubre de 2011 se estrenaba esta obra inspirada en la obra homónima de Lionel Shriver, teniendo a Lynne Ramsay como directora («En realidad, nunca estuviste aquí«), junto con los actores Ezra MillerLas ventajas de ser un marginado» o «Animales Fantásticos«), Tilda Swinton El curioso caso de Benjamin Button» o «Las crónicas de Narnia«) y John C. ReillyGuardianes de la Galaxia» o «El dictador«).

Como ya es costumbre, antes de criticar, debemos saber de que trata esta historia:

Eva intenta acercarse a su hijo desde su niñez, pero este cada vez es más distante y cruel con su madre. Al nacer su segunda hija, la actitud del hijo primogénito se convierte todavía más maquiavélico y frío.

Sé que no es mi mejor resumen, pero creedme que no es fácil explicaros de que va la película sin haceros ningún spoiler demasiado importante sobre la obra, porque cada escena es clave en la historia, así que, avisado esto, empezamos con la reseña como tal:

Reconozco que al principio no entendía un cag*arro, porque la película es rara de narices, la verdad sea dicha. Al principio dije: «Vale, es un drama. Ah, no, es terror psicológico. Ah, es que ella tiene depresión posparto». Bueno, no se, un lio. Pero que poco a poco, te vas enterando de la película y todo encaja como un puzzle. Pero, eso sí, si no os gustan las películas que mezclan pasado y presente sin especificar, esta no es vuestra película, porque yo he tardado un buen rato en descubrir cuando es pasado y cuando presente.

Para que os hagáis una idea de la forma de ser la película, os diría que me recuerda muchísimo a «Réquiem por un sueño» o a «Crudo«. No por la temática, si no por la forma en la que está contando la historia. Y la estética es digna de Netflix. Neones everywhere, cosa muy bonita, pero es que ahora está en todos lados y ya ni sorprende, ni es original, ni nada…

Y, ya hablando de la película, diré que es muy buena, muy muy buena. Pero me fastidia porque a mi Ezra Miller me gusta muchísimo, pero sale demasiado poco en la película, saldrá un total de 30 minutos en una película de 2 horas, y yo creía que llamándose la película «Tenemos que hablar de Kevin» y el siendo Kevin, pues que saldría mal, pero no. Me ponen a un niño pequeño haciendo de el y pues me enfado y no respiro porque yo quería a Ezra Miller.

Pero, como os digo una cosa, os digo otra. La película es un método anticonceptivo más eficaz que el preservativo. El poco instinto paternal que tenía ha muerto con esta película. ¡Que asco de niño, de verdad! Que yo no estoy a favor de pegar a los pequeños, por supuesto que no, pero vamos, que que guantazo tiene la mi*rda de niño, que asco más grande. ¿Os acordáis del programa de «Super Nanny«? Pues esto es algo así, pero a peor.

Y luego está el padre de la criatura, que de verdad que hombre más insoportable. Yo no sé como la mujer no le ha mandado al carajo, por que no podía aguantarlo, de verdad os lo digo. Peeeeero, ¿sabéis que tiene en común este matrimonio? Que los dos pertenecen al mundo de Marvel, ya que el actor John C. Reilly interpretó a un miembro de «Cuerpo Nova» en Guardianes de la Galaxia y Tilda Swinton interpretó a Ancestral en Doctor Strange.

Y, para terminar, quiero decir que ver la obra es algo… Incomodo. Pero eso es bueno, creo. O sea, es incomodo, pero quieres seguir viendo la película para ver como acaba, pero si que se pasa mal y que es muy provocadora en el sentido de que no vas a parar de moverte en el sofá o donde la estés viendo, porque hay escenas que son… Demasiado heavys.

PERSONAJE FAVORITO: EVA

Básicamente es que sin ella no es historia. Pero es que su interpretación me ha parecido fascinante. Sobre todo porque hay escenas con niños pequeños o con bebes, que suelen ser muy impredecibles, por ejemplo con lloros y tal, y es que está tan metida en el papel, que hace que forme parte de sus lineas de guión. No se, resumiendo: que me he hecho fan de esta mujer.

Puntuación: 4.5 out of 5 stars (4,5 / 5)

Descubre más desde Víctor Sancho

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Sigue leyendo